Ellos siguen lo que sienten, vos?

viernes, 7 de marzo de 2014

El Dolor.

El llanto de un niño, la muerte de la flor más bella de tu jardín en invierno, el aullido de un perrito cuando le pisan la cola, hay muchas cosas en la vida que generan dolor, como el engaño de esa amiga que creías fiel.


Un golpe duro, seco, sin anestesia busca su camino hasta llegar a tu corazón, tu no sabes como esquivarlo simplemente porque  ya lo sientes haciéndote daño en tu interior. ¿Cómo superas el enterarte que esa persona que tu tanto amas, te engaña? Años de confianza, de dar todo de vos para una amistad que de primera nunca existió. De escuchar, de hacer todo lo posible para que sus penas sean mas llevaderas, de darle lo que necesita, de quererla como a pocas personas en tu vida. Solo para que de la nada te enteres que ella nunca fue sincera y que todo lo que te decía era simplemente para quedar bien, para aparentar. Es doloroso ¿No? El saber que el pequeño grupo de confianza cada vez se ve reduciendo más y más, y que con el tiempo cuesta el doble que esa confianza que antes era normal ahora surja. Es doloroso pero es la vida y así con el dolor en el pecho vas a afrontar lo que se te presente, no solo por ti si no por todos aquellos que realmente valen la pena y que te demuestran su amor con cada acto, con cada palabra y que esperan lo mejor para vos.



Pero el fin del mundo no esta ni cerca, y es por eso que con la cabeza en alto continuas tu camino con la certeza de que el dolor es pasajero y con la paciencia del tiempo desaparecerá por completo.

2 comentarios:

Dulce dijo...

En situaciones como esa, si algún consuela queda, es el de actuar bien tú, aunque el dolor de la traición sea muy fuerte, hay personas que no se merecen el sufrimiento propio.

Besitos dulces para ti y feliz día.

-** effie dijo...

Creo que muchas y muchos hemos vivido esto, personalmente ha sido un golpe durísimo no solo de una amiga, si no de varios a quienes consideraba los más importantes amigos, lamentablemente la gente es así, lamentablemente hacen daño, más de la cuenta, pero bueh, son cosas que debemos afrontar, es un dolor duro, pero no eterno, creéme... Linda entrada, besos<3.